¿Presupuesto de sobornos?

1
109

Issuu

Viernes 29 de marzo del 2019

¿Presupuesto de sobornos?

La Dra. Jill Wells PhD es un asesor senior de políticas e investigación con ingenieros contra la pobreza. Su trabajo titulado Corrupción en la Construcción de Infraestructura Pública: cuestiones críticas en la preparación de proyectos que presentó en marzo 2015 declara “en el período que conduce a las elecciones, los políticos a menudo interfieren para impulsar proyectos que benefician a sus constituyentes (generalmente carreteras y puentes). Los gobiernos también pueden utilizar proyectos de construcción como una fuente importante de financiamiento electoral para el partido gobernante. Justo como el Líder de la Oposición (LOO por sus siglas en inglés) afirmó en sus observaciones de lo que ahora será infamemente conocido como el Presupuesto de Mordidas 2019, Belice está afligido con la corrupción en todas sus múltiples manifestaciones. Los síntomas que sufrimos son similares a los de muchos países en desarrollo porque la aflicción o enfermedad es la misma.

Esta farsa de presupuesto y sus orquestadores buscan reducir el presupuesto del Auditor General que ahora estará aun menos equipado para supervisar los procesos de licitación para estos proyectos de infraestructura. Tal vez este sea el propósito. El Banco Mundial y otras agencias han desplazado ahora el enfoque en el proceso de licitación y en el fortalecimiento de las medidas de lucha contra la corrupción en un esfuerzo por minimizar el flagelo y asegurar de que exista una optimización de los recursos financieros en el gasto público. Los proyectos de infraestructura pública deben estar estrechamente protegidos, ya que tienen la capacidad de impactar el crecimiento económico y la pobreza.

El país está ahora plagado de proyecto inútiles a la “elefante blanco”, estos son característicamente carreteras o aeropuertos con poca demanda o tráfico. Ejemplos ilustrativos son los casos de la carretera a Caracol y el controvertido Aeropuerto Internacional de San Pedro. También podemos apreciar otro síntoma de proyectos de sobornos obvios, los que se han construido pero que no tienen presupuesto operacional y aquellos cuyo presupuesto operacional es deficiente. Estos se pueden ver claramente en la multitud de policlínicas que se construyen especialmente en el norte. Otra forma en la que estamos siendo embaucados son los proyectos de inversión de capital que nunca se completan, como la 7ª Avenida/proyecto de carretera en Corozal que tres años después no tiene los postes de luz y luces instaladas en el meridiano.

Es evidente que estos son casos tangibles y visibles en los que la corrupción es manifiestamente evidente. Debemos poner fin a esta fuga del bolso público. Estos políticos de alto rango que ejercen su influencia política para otorgar contratos de ganancia personal, a cambio de contribuciones para su partido, o para favorecer a sus partidarios deben detenerse. Los contratos mal otorgados son a menudo inflados, aun mejor para el sifón de ganancias. Las obras son muy a menudo subestándar que los hace en algunos casos peligrosos y propensos a deteriorarse muy rápidamente lo que reduce la tasa de rentabilidad económica. Esto hace que sea más fácil continuar el ciclo de la corrupción.

Es una gran broma en Belice, siempre sabemos cuando hay una elección en curso. Decimos eso porque las calles empiezan a ser pavimentadas, y los puentes a ser construidos, incluso si no hay río, los proyectos empiezan. Señala el inicio de la temporada de campaña, creemos que es porque el UDP intentará una vez más cortejar al electorado con espectáculos grandiosos y vacíos de su preocupación por nuestro bienestar y su arduo trabajo. El fenómeno claramente no se ve sólo en Belice. Estos trucos son síntomas documentados de una plaga conocida como corrupción, claramente inmune a los machetes de doble filo, ¡debe ser desarraigado!

 Download App

1 COMMENT

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here