El punto de no retorno

0
128

Issuu

viernes del cinco de abril

Parece que el UDP que una vez se presentaba santurrón y engreído como su líder ha comenzado a desmoronarse y caerse como el proverbial castillo de naipes. Esta semana se hizo evidente cuando el presidente de la corte suprema se pronunció a favor de una prohibición provisional del referéndum del CIJ. Este desorden se continuará desentrañando cuando los beliceños se den cuenta de que sus pensiones y otros beneficios de seguridad social están en grave peligro. Desde 2008 el Actuario contratado por la junta de seguridad social (SSB, en inglés) ha estado recomendando el aumento de la tasa de contribuciones del ocho por ciento, en su estado actual, al 10 por ciento durante un periodo de tres años. El Actuario también ha recomendado que las ganancias asegurables aumenten de $320 a $520 en los próximos tres años. Esa iniciativa resultará en un aumento en los beneficios máximos permitidos de la enfermedad o jubilación de $320 a $416 por semana.

Aquí es donde se pone interesante. El actual gobierno de Belice (GOB, en inglés) ha sabido durante once años que el punto de equilibrio (POE, en inglés) habría sido alcanzado más pronto que tarde. Si no se controla el SSB registrará pérdidas netas por valor de 13M para el próximo año. Esa cifra se inflará hasta 114M para 2025. Esto significará que el fondo, en efecto, tendrá que vender activos con el fin de satisfacer el pago de beneficios y costos operacionales. Significará el recorte de los trabajadores y un colapso inevitable y total del fondo SSB. Ya SSB está extendiendo el tiempo que proporciona para reclamar beneficios de enfermedad de 4 a 14 días, lo más probable en un esfuerzo para ralentizar el pago de beneficios.

En los próximos días, los beliceños van a ser bombardeados de nuevo con los intentos de echar la culpa y la aspersión en la pasada administración PUP. Es una táctica común, usada y abusada por el partido Unido Democrático (UDP, en inglés). Mientras escuchamos, hay algunos hechos a considerar. Este gobierno UDP ha estado sentado encima del “buen consejo que simplemente no pudieron tomar” porque no quisieron dar las malas noticias y arriesgarse a perder las elecciones. Su codicia por el poder es mayor que su preocupación por la clase obrera beliceña.  ¡Categóricamente, su única prioridad es permanecer en el poder, incluso en detrimento de los beneficios o la pensión de la seguridad social del trabajador!!

El UDP hizo campaña en la promesa de cero tolerancias a la corrupción y la transparencia total. Sin embargo, este año se reducirá el presupuesto del Auditor General que supervisa el número cada vez mayor de contratos de infraestructura inflados que ofrecen. La unidad de servicios de inversión de la SSB advirtió recientemente contra un préstamo multimillonario a la autoridad de aeropuertos. Lo consideraron una mala inversión. A pesar de la advertencia, SSB prestó el dinero a la autoridad del aeropuerto que luego adjudicó el contrato para las reparaciones a la pista de aterrizaje en Caye Caulker a ningún otro que Imer Hernández. Si no fuera porque el líder de la oposición dio a conocer que la SSB, de hecho, había aprobado un préstamo para el Grupo Santander, esos también se habrían beneficiado del dinero de la seguridad social.

El GOB también ha aspirado fondos de la SSB para financiar la adquisición de BEL y BTL. El senador Lizárraga durante la presentación del presupuesto de este año dijo “echemos un vistazo a los dividendos de BTL y BEL. Ahora bien, estas fueron las inversiones que iban a traer a Belice a la gloria… Bueno, no sé qué pasó con ese fondo y no he visto nada construido aún con los más de M$200”.  También afirmó que los rendimientos eran pésimos e invitó al UDP a “hacer las matemáticas”. Afirmó que los beliceños ganan sólo 10 millones de dólares en dividendos por año (un miserable 1,4% de retorno) e instó a “dividir 10 millones en 1 mil millones, ¿cuánto tiempo nos tomará para obtener un rendimiento eficiente de la inversión?” El liderazgo responsable, la prudente gestión fiscal y la consideración de la información relevante presentada hace once años habrían evitado llegar al borde del abismo en el que ahora nos encontramos.

¡Los cambios en SSB deben hacerse ahora! No podemos permitirnos más retrasos. Debemos salvar el fondo SSB, demasiadas personas dependen de ello. Los beliceños simplemente no pueden esperar, para que sea políticamente ventajoso para el UDP, a fin de tomar medidas. Lejos de aportar estabilidad y prosperidad económica, este gobierno negligente e irresponsable a través de sus acciones arraigadas en la codicia y su procrastinación y consagrados a la auto preservación nos han llevado al punto de no retorno. #DEMHAFFIGO!

 

 Download App

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here