¡Mantengamos viva nuestra democracia!

0
70

El tres de mayo del 2019

La separación de poderes y su importancia como elemento de disuasión contra la tiranía es un concepto familiar. Bajo el sistema de Westminster no existe una completa separación de poderes. La legislatura está en la forma de los parlamentos, el poder ejecutivo en la forma de los ministros y los departamentos gubernamentales; y el poder judicial son los jueces y tribunales. Los ministros o ejecutivos están tomadas directamente de y son responsables ante el parlamento o el poder legislativo. La separación del poder judicial es más clara y, por lo tanto, es aún más vital a fin de mantener en su lugar los controles y equilibrios deseados. El motivo subyacente es mantener viva la democracia y reducir las probabilidades de que se forme una dictadura.

¿Cómo podemos distinguir si de hecho hay una dictadura que se está gestando en Belice? De acuerdo con Stephen M. Walt, profesor de asuntos internacionales en la Universidad de Harvard, hay diez maneras en que usted puede estar seguro. A continuación, algunas de las más descaradamente obvias. Primero, ¿hay un esfuerzo sistemático para intimidar a los medios de comunicación? A este punto muchos de nosotros tendremos horribles reviviscencias de Jules Vásquez siendo arrastrado fuera de la cámara de representantes y de Marisol Amaya siendo maltratada en Tower Hill. Walt cita la politización del servicio civil y la construcción de una red de medios amigables como señales reveladoras.

Los dictadores emergentes a menudo utilizan el poder del gobierno y los fondos para premiar a los patrocinadores corporativos amistosos y lo mismo para castigar a los oponentes. En Belice se documenta que los proyectos de infraestructura se conceden habitualmente a los miembros de un grupo selecto de secuaces. Otro punto que Walt hace es que estos tiranos conforman consistentemente a los tribunales a su favor nombrando jueces que le son amistosos. Esto le facilita la severa y rápida aplicación de la ley contra oponentes, mientras que los dictadores y su círculo permanecen por encima de la ley.

Tal vez las formas más reveladoras en que se puede discernir si de hecho hay un dictador entre nosotros, son los últimos tres puntos. ¿Es el caos en las oficinas de estadísticas vitales, la de las elecciones y los límites electorales, y la de inmigración meramente ineptitud o es un intento más siniestro y deliberado para manipular el sistema y empilar las probabilidades a su favor? El generar temor y la demonización de la oposición son igualmente desenfrenadas. La idea aquí es crear un escenario en el que estemos condenados si no vamos a la CIJ. El UDP quiere crear pánico y al mismo tiempo culpar al PUP por todo, desde su ineptitud y torpeza en la gestión de la economía a sus múltiples chapuzas en litigios extranjeros y domésticos.

Si aún queda alguna duda sobre nuestra situación actual, Farida Nabourema en su charla TED 2018 también discutió las características de una dictadura. Ella habla de la concentración de poder en una élite política y la proliferación de la propaganda que sólo esa élite puede ofrecer protección y liberación de desastres imaginarios o exagerados inminentes. Este síndrome del Mesías narcisista ciertamente ha estado en gran evidencia últimamente. Nabourema explica además que la corrupción, las violaciones de los derechos humanos y el uso de las fuerzas armadas para cerrar las voces disidentes son todas sintomáticas de la dictadura.

El estado de derecho y nuestra Constitución deben prevalecer sobre todo para que no sigamos resbalando y deslizándonos hacia una dictadura. Debemos salvaguardar nuestra democracia, nuestras libertades y nuestra integridad territorial. La CIJ no debe ser suscrita al azar. Debemos asegurarnos de que todos nuestros ciudadanos elegibles para inscribirse puedan hacerlo libres de todo problema. Beliceños, debemos resistir este régimen represivo del UDP y su intento del uso de tácticas terroristas para impelernos a una situación para la cual estamos mal equipados de manejar. Lord Acton dijo: “el poder tiende a corromper, y el poder absoluto corrompe absolutamente.” ¡Beliceños, tomen el poder, Mantengan viva la democracia!

¡El 8 de mayo voten NO a la ICJ!

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here