El Legado Rojo

0
25

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) clasifica que ha habido un conflicto de intereses cuando “un funcionario público tiene intereses de capacidad privada que podrían influir indebidamente en el desempeño de sus funciones oficiales y responsabilidades.” Servir en cargos y el servicio público conlleva muchas responsabilidades y obligaciones. La integridad en particular; el uso adecuado de fondos, recursos, poderes y bienes para fines oficiales se ha perdido por completo si alguna vez existió en la putrefacta conciencia de esta pandilla de depravados.

Una y otra vez los beliceños han sido testigos de la imprudencia y la impunidad con la que actúan los actuales funcionarios públicos y del gobierno. Este último episodio de la saga del Sanctuary Bay es sólo más evidencia de lo que puede suceder cuando tienes líderes narcisistas al timón. No es difícil reconocer el conflicto de intereses claro que existe cuando el senador Aldo Salazar fue y sigue siendo el abogado del Banco Atlántico Internacional (AIBL, en inglés). Sus intereses personales y privados están incuestionablemente en desacuerdo con su cargo público. El Senador seguramente comprende esto como un miembro de la profesión legal y todos se preguntan del porqué no ha cedido bajo el peso de la vergüenza y la humillación pública y renunciado voluntariamente al senado.

La reciente desaparición del Dr. Figueroa del ministerio de salud (MOH, en inglés) da un rayo de esperanza de que al menos algunos mantienen el valor de la integridad en mayor consideración que las recompensas financieras. Es el nombramiento del nuevo jefe ejecutivo (CEO, en inglés) lo que nuevamente le da a los beliceños en que pensar. El nuevo CEO es un médico practicante que posee un centro médico. No podemos estar seguros de que pondrá sus propios intereses personales por encima de los del público. Parece haber una puerta giratoria en el MOH y no es probable que se permita que permanezcan aquellos que no se ajustan al modus operandi. Es muy probable que finalmente hayan encontrado, en el recién nombrado CEO, a una persona que se ajuste al perfil.

Los conflictos de intereses son los preludios de la corrupción. La historia de cómo Gapi Vega abuso del poder público para favorecer a su hijo Andre Vega que causa el fraude del erario por un monto de cuatrocientos mil dólares es sólo uno de muchos casos. Ha habido muchos casos de presunto abuso de poder y uso indebido de cargos públicos en el presente gobierno de Belice (GOB, en inglés). Ha habido muchos casos de presunto abuso de poder y uso indebido de cargos públicos en este GOB actual. Durante mucho tiempo ha habido rumores de que los funcionarios y sus cónyuges en el MOH son socios silenciosos en una compañía farmacéutica que es un proveedor del sistema de salud pública. Es la misma historia detrás de la forma en la que los proyectos de infraestructura se otorgan a unos pocos selectos. Estos conflictos de intereses son evidentes en la forma en la que los miembros de la UIF son trasladados e intercambiados con el Banco Central. Estos errores son los que permitieron a los estafadores eludir los procedimientos y protocolos que previenen el fraude y el lavado de dinero. Otro ejemplo de la interrelación es Anwar Borrow, que fue CEO de BTL (Belize Telecommunications Limited, por sus siglas en inglés) y también estaba en la junta de SSB que posee bastantes acciones en BTL. Y no olvidemos a Net Vásquez, que es el Presidente de BTL y Presidente del Comité de Inversiones del SSB (que tiene acciones en SSB que fueron comprados mientras era Presidente de ambas organizaciones).

Realmente es una verdadera vergüenza. El primer ministro que una vez se jactó de su período de tres mandatos en el poder se ha sosegado desde entonces. Es un tigre desdentado en estos días, y gruñe sólo cuando está acorralado. No tiene mucho de qué jactarse en estos días y parece estar sufriendo ceguera nasal porque el “olor a la corrupción” no importa cuán nefasto ya no le molesta. Pasará a la historia de los anales de Belice tal como él deseaba. La historia narrará la infamia, la corrupción y la deshonra con la que él y su pandilla de bandidos felices sólo se sirvieron a sí mismos mientras estaban en el gobierno. Eso será finalmente el único legado del Diablo Rojo, el ser recordado a la perpetuidad como el primer ministro que enterró a nuestro Belice en la desesperación, la deuda y la deshonra.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here