“Los salarios de la pobreza están en todas partes”- Hon Cordel Hyde

0
109

La última vez que hubo un aumento en el salario mínimo en Belice fue en el año 2012 cuando se aumentó a tres dólares y treinta centavos por hora, tanto para la producción agropecuaria como para los trabajadores no-calificados. Si bien significaba sólo un aumento de veinte centavos para los empleados de tienda y otros trabajadores no-calificados, significaba un aumento de ochenta centavos para aquellos que se esfuerzan bajo los rayos implacables del sol en los campos y granjas de Belice.  Sí, en el 2012, aquellos que trabajan los campos en la industria agropecuaria ganaban sólo dos dólares y cincuenta centavos por hora.

El argumento de aumentar el salario mínimo es sencillo. Los salarios deben ajustarse periódicamente para evitar el desgaste del poder adquisitivo del trabajador. Además, un aumento modesto de los salarios estimula el gasto de los consumidores y, por lo tanto, ayuda a las ganancias de las empresas y nos ayuda a hacer crecer la economía aumentando la demanda de los consumidores. Belice se beneficia al experimentar una mayor productividad de los trabajadores.

El aumento del salario mínimo exigido por el gobierno debe equilibrarse delicadamente entre la protección efectiva de los trabajadores y el desarrollo y la sostenibilidad de las empresas. Además, al igual que en otros países, el salario mínimo debe ajustarse a las diferencias en el costo de vida en diferentes regiones. El costo de los bienes y servicios básicos en los cayos y en otros destinos turísticos de primer nivel como Placencia están muy por encima de los de calidad similar en tierra firme. Por lo tanto, las tasas de salario mínimo deben aumentarse en esas áreas para acomodar el costo de vida más alto.

Recientemente, la frase de moda entre los economistas y otros gurús del desarrollo económico es el salario digno. El salario digno es aquel que permitirá al trabajador satisfacer las necesidades básicas de vivienda, alimentación, salud, educación, transporte y otros elementos esenciales, como la ropa, y mantener un nivel de vida básico. La Autoridad del Gran Londres (GLA, en inglés) utiliza la cifra del umbral de pobreza como base para calcular el salario digno. Esta cifra es básicamente el sesenta por ciento de los ingresos medios de la fuerza de trabajo más el quince por ciento para permitir emergencias. Debemos tener en cuenta que el Reino Unido tiene acceso a la atención de salud gratuita a través de su Servicio Nacional de Salud y la educación gratuita para estudiantes de hasta dieciséis años y un sistema de transporte público mucho más eficiente.

Los Beliceños normales deben pagar para estos lujos y, por supuesto, la educación superior es solamente para los muy privilegiados y políticamente conectados. El Instituto de Estadística de Belice en su informe más reciente sitúa la mediana de los ingresos mensuales de los beliceños en $1,244 a abril de 2019. Según nuestros cálculos, el sesenta por ciento de la mediana más un quince por ciento conservador para tratar de cubrir la salud, la educación y el transporte ponen el salario digno actual en un mínimo de $4.40 por hora. Esta cifra está muy por encima del salario mínimo actual de $3.30 por hora.

El PUP planea aumentar el salario mínimo para aliviar lo que el Honorable Cordel Hyde describió durante su presentación presupuestaria 2019-2020 como las duras y amargas condiciones “en cada casa deteriorada, en los rostros de la pobreza… en cada niño descalzo”. El salario mínimo actual es mucho menor que el salario digno que el trabajador de Belice requiere para alimentar y cuidar a su familia. La verdad es que desde hace tiempo el poder adquisitivo del Beliceño común ha ido disminuyendo y este gobierno UDP ha hecho oídos sordos y la vista gorda a la difícil situación que enfrentan los trabajadores a fin de obtener incluso las necesidades básicas.

Los críticos cínicos dirán que un aumento del salario mínimo desencadenará un aumento del desempleo a medida que los empleadores traten de reducir los costos de operación y producción. El PUP propone implementar el aumento de los salarios a $5.00 por hora atenuado con una reducción de los impuestos sobre los combustibles, entre otras medidas, a fin de mantener los costos bajos para los empleadores y mitigar los efectos no deseados en el corto plazo. Aumentar el salario mínimo contribuirá a activar la economía a medida que la fuerza laboral aumente el consumo y el gasto. El PUP se compromete a proporcionar soluciones genuinas que garanticen resultados tangibles que reduzcan efectivamente las tasas de pobreza y aumenten la calidad de vida de todos los Beliceños.

#PUPREALRESULTS