Más Artilugios, Aparatitos y Artimañas

0
140

A principios de 2015, el Ministerio de Educación gastó 1,8 millones de fondos Petro Caribe en 9,000 tabletas digitales. Las elecciones generales se celebraron en noviembre de ese mismo año. Esta vez el embaucador Rojo viene con computadoras portátiles para estudiantes de secundaria, ¿es un regalo del día de la convención o es parte de un truco de las elecciones generales? Todo el énfasis hipócrita puesto en la importancia de la educación y la diferencia que estos juguetes harán, para la cual los contribuyentes siempre pagan facturas carísimas, parece cínico y cruel. La verdad es que el costo de regreso a la escuela todavía no se ha cubierto para algunas familias que continúan luchando para cumplir con las cargas financieras de las cuotas escolares, libros y suministros. Por otro lado, el Ministerio de Educación paga miles de dólares por personas privilegiadas para asistir a talleres de belleza en los EE.UU. El Gobierno de Belice (GOB por sus siglas en inglés) regala a los empleados gubernamentales bien conectados sus salarios y becas para que puedan emigrar a pastos más verdes con la experiencia adquirida pagada con el sudor de la frente de los patriotas beliceños.

Un gobierno serio sobre la educación de todos sus habitantes y no sólo unos pocos selectos haría bien en tomar a la República de Cuba como un ejemplo de cómo hacerlo bien. La educación gratuita es una realidad al igual que la atención médica gratuita en Cuba. No han dado computadoras portátiles ni tabletas gratuitas, y sin embargo cuentan con una de las tasas más altas de alfabetización en el mundo. Estos regalitos no han hecho nada para aliviar la carga de altas tasas escolares ni han tenido ningún impacto en la reducción de las tasas de deserción de la universidad y la sexta forma. Estas tasas de deserción son consecuencias directas de la pobreza y el costo restrictivo de la educación en Belice que este gobierno de UDP no ha logrado reducir ni siquiera abordar durante su mandato de doce años. Cuba ha hecho de la educación y la atención de la salud sus máximas prioridades y es evidente.

Actualmente Belice se encuentra bajo el asedio de mosquitos. El dengue corre desenfrenado en las calles de las zonas rurales y urbanas. No hay camas disponibles en el norte porque los hospitales y policlínicas están llenos de pacientes que sufren de dengue. El Ministerio de Salud, cuya primera responsabilidad es prevenir enfermedades, guarda silencio sobre esta cuestión. El departamento de control de vectores en lugar de aumentar la frecuencia de fumigación y agregar rutas se ven limitados por la falta de recursos disponibles y sólo están fumigando las escuelas y otras áreas de alta prioridad. La única ayuda que el MOH (Ministerio de Salud, por sus siglas en inglés) puede dar de forma gratuita son los avisos que se han publicado para instar a mantener patios limpios para evitar proporcionar criaderos para los mosquitos.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha publicado el informe sobre su última visita. El Artículo IV de 2019 advierte a Belice que las relaciones bancarias corresponsales podrían verse tensadas una vez más debido al “uso indebido de los servicios financieros internacionales”. En otras palabras, es la estafa del Sanctuary Bay que regresa para atormentarnos. Belice se encuentra de nuevo en la lista deshonrosa como uno de los nueve países nombrados “jurisdicción fiscal no-cooperativa” por la Unión Europea. Este ojo morado le dice al mundo que Belice es mala para los negocios.

El FMI dio su propio asesoramiento, instando al gobierno a reducir la deuda pública eliminando gradualmente las exenciones fiscales, racionalizando los incentivos fiscales y reforzando la administración tributaria. También aconseja al gobierno que restringa el gasto corriente mediante la reducción de los empleados del sector público. Recomendamos que comiencen con los compinches altamente pagados, políticamente designados y no calificados. El FMI sugiere que un entorno empresarial mejorado puede reforzar la economía mediante la atracción de inversión extranjera y recomienda facilitar el acceso al crédito, instalar una oficina de crédito y ampliar la formación técnica y profesional. También alienta la lucha contra la corrupción y recomienda que la declaración de activos a través de la Comisión de Integridad sería una gran manera de comenzar.

El FMI también señala que nuestra última evaluación de la pobreza tiene más de diez años y que, si el gobierno se inclinaba a canalizar los recursos donde más se necesitaban, una actualización de la evaluación podría resultar útil. El problema con todo el escenario es que este gobierno UDP ha demostrado que su interés reside en la infraestructura. La inversión en capital humano es raramente rentable para los compinches, las mordidas de los contratos de edificios y carreteras que conducen a ningún lugar son infinitamente más gratificantes para los políticos corruptos que el bienestar de las familias beliceños. Rara vez se obtienen beneficios cuando la educación se hace gratuita y la atención médica de calidad está disponible para todos los beliceños. Artilugios, aparatitos y artimañas nada más son distracciones para nuestros jóvenes de los problemas reales de la pobreza, el hambre y el crimen.