Servidor…Patriota…El líder del pueblo

0
1601

Thomas Jefferson dijo una vez que “la voluntad del pueblo es el único fundamento legítimo de cualquier gobierno, y proteger su libre expresión debe ser nuestro primer objeto”. Esta semana nos trajo la renovación política. El PUP y su líder John Briceño, fiel a los orígenes democráticos del partido, informó a través de un comunicado de prensa que en una ‘gira de escucha’, El Hon. John Briceño ha sido aconsejado por la mayoría de los militantes del partido que no apoyarán llevar infundada reclamación guatemalteca sobre Belice a la Corte Internacional de Justicia (CIJ). Éste es el sentimiento que resonó a lo largo y ancho de la nación de Belice. Al final de la gira el prevé que la posición de la empresa PUP será ¡#NOTOICJ!

Briceño cree que es responsabilidad del representante electo llevar a cabo los deseos del electorado político. Hay quienes creen que los políticos son especialistas y que sólo ellos pueden entender la importancia, las implicaciones y las complejidades de la política nacional e internacional. Estos mismos elitistas creen que a los líderes políticos se les debe dar libertad de acción para decidir en nombre de sus electores sin ninguna consulta en absoluto. ¿Es verdad que no estamos calificados para tomar decisiones informadas sobre nuestro destino como nación? Mills explica en su libro ‘The Power Elite’ que son estos grupos “absorben la aspiración de ser… Los que deciden”.

Nos agasajaron con una visión grotesca del elitismo que todavía existe en este país. Ese pequeño grupo de personas poderosas que poseen una cantidad desigual de riqueza, poder político y educación privilegiada en la sociedad Beliceña. Los mismos que estaban tan a menudo en aparente desacuerdo entre sí, cerraron rápidamente filas en un intento desesperado de auto-preservación del status quo. ¡Ya no más!

El Honorable John Briceño ha llamado a la cooperación bipartidista sobre una serie de cuestiones como el crimen, la violencia basada en el género y la pobreza, todo en vano. Los tiempos están cambiando incluso en Belice. El electorado ya no tolerara que le digan qué hacer, o cómo pensar. Belice está en medio de una revolución tecnológica. La información está disponible con el clic de un ratón de computadora. Es manifiestamente irrespetuoso decirle al electorado que no están suficientemente informados y que por lo tanto no están calificados para decidir sobre cualquier asunto.

El Honorable John Briceño respeta la capacidad de los Beliceños ordinarios para tomar decisiones informadas. Él respeta sus derechos constitucionales y divinos a dar voz y voto por esas decisiones. Lo más importante es que John Briceño reconoce que él no es más que un servidor del pueblo. El signo más claro del patriotismo es el respeto y el amor por Belice y su pueblo. ¡Él lo entiende! ¡El Honorable John Briceño no es sólo un verdadero patriota, es un verdadero líder para todos los Beliceños!