El Amor en los Tiempos del Dengue

0
13180

El Ministro de Salud parece tener excesiva dificultad en identificar las verdaderas prioridades del sistema de salud en Belice. En caso de que se lo haya perdido, quisiéramos señalar que el brote reciente de Dengue plantea una real y urgente amenaza a la salud y la productividad de los beliceños. Algunos de los síntomas del dengue son una alta temperatura, dolor, náuseas, vómitos y erupción cutánea, fácilmente confundidos por el Ministro de Salud con los síntomas del amor. Estamos seguros de que, como recién casado, debe ser difícil sufrir amor en tiempos del dengue, pero esperamos que por el bien de la nación pueda prestar mucha atención a la crisis que se avecina. La Oficina del Director de Servicios de Salud (DHS, en inglés) ha confirmado 1.764 casos que va aumentando en este último brote, con 215 casos registrados en una sola semana. De esos casos hay alrededor de 57 casos que han sido clasificados como graves. El DHS hace llamamiento por un compromiso de participación continua de la comunidad en la prevención y eliminación de los criaderos de mosquitos.

El DHS debería estar llamando al Ministro de Salud. Los sistemas de salud pública de otros países centroamericanos ya están colapsando bajo el peso del gran número de personas afectadas por el dengue que buscan atención médica. Se desconoce el costo hasta la fecha, de esta enfermedad vectorial prevenible, para nuestro sistema de salud pública. Es imperativo que el Ministerio de Salud (MOH, en inglés) implemente un plan de acción para prevenir y mitigar la propagación del dengue. En un esfuerzo para ayudar, tenemos una lista de sugerencias de las acciones alternativas que podría estar tomando, a la luz de la crisis inminente del dengue.

Debe haber una campaña de concienciación pública centrada en lograr la participación comunitaria en la reducción de los hábitats de larvas de mosquitos. Otros mensajes clave deben incluir información sobre los mitos y verdades y la propagación de la enfermedad. El uso de medidas repelentes y otras medidas de protección, especialmente cuando se viaja a zonas donde el dengue es frecuente. También debe haber información sobre los síntomas de la enfermedad, y recomendaciones de buscar atención médica inmediata. El Ministerio de Salud puede promulgar legislaturas, como en Queensland, por ejemplo que lo hace una ofensa para los hogares y las empresas permitir criaderos de mosquitos en sus instalaciones y da autoridad a la administración municipal para hacer cumplir. Otra área que necesita ser abordada es el control de vectores, y suplicar a México de nuevo que nos preste equipos temporalmente no es una solución permanente.

El MOH parece decidido tanto como un “jankrow” (zopilote) para pepenar hasta el último dólar en la adjudicación de contratos hinchados. Hace unas semanas fue atacado por ir tras las reservas del seguro nacional de salud (NHI, en inglés) con la esperanza de adjudicar el contrato de un nuevo edificio de almacenaje de medicamentos a un compinche. Aparentemente, el Ministro no tenía conocimiento de la legislatura que limita los usos de las reservas del NHI.

Las medidas que esbozamos están comprendidas en el ámbito de aplicación del Fondo de Desastres Naturales de la junta de Seguridad Social de Belice (BSSB) que tenía 1,5 millones de dólares a finales de 2018. También hay $600 mil adicionales en el Fondo de Desarrollo de la Junta de Seguridad Social que en este caso se pueden utilizar para proyectos específicos que incluyen la conciencia pública y la educación. Esperamos que esta información se utilice apropiadamente y no como una oportunidad para otro contrato hinchado. La BSSB pagó más de 1M en 2017 cuando la conjuntivitis epidémica (“pink eye” en inglés) nos golpeó.

Hubo una pérdida increíble para nuestro país en términos de productividad, pago de beneficios y el costo para nuestro sistema de salud pública. Si se utilizan sabiamente, estos fondos pueden mitigar los efectos del dengue en nuestros ciudadanos y en la economía, para que no suceda lo mismo ahora. Nuestros recursos deben ser utilizados para el bien y beneficio mayor de nuestros ciudadanos beliceños, y nunca para el enriquecimiento personal de unos pocos carroñeros y parásitos. #nojankrow