Que No Se Repita Lo Pasado

0
161

El acceso a una fuente de agua potable confiable y la electricidad ya no son lujos. Estas son necesidades fundamentales necesarias para asegurar las condiciones de vida aceptables más rudimentarias. El hecho que tanto los servicios públicos como aquellos bajo el control del gobierno fracasaron en Caye Caulker en el pico de la temporada turística fue la causa de una gran consternación para los residentes, propietarios de hoteles, inversores y visitantes. Esta fue también la causa de la depresión y decepción del Ministro de Turismo y representante de área local, El honorable Manuel Heredia. Los residentes de Caye Caulker están fuertemente invertidos en y dependen de la industria turística para obtener ingresos. El golpe financiero ha sido doble, en pérdidas en los ingresos por cancelaciones y en pérdidas materiales de mercancías perecederas que no se pudieron almacenar correctamente.

Si bien BWSL admitió que durante los últimos cinco años el crecimiento de la población en la isla ha sido el más alto de todas las áreas a las que sirve, no revisó sus planes ni hizo ningún preparativo para hacerle frente adecuadamente. Otra de las preocupaciones que se plantearon es la falta de instalaciones de recolección y tratamiento de aguas residuales en la isla que ya no pueden ser ignoradas. Si esto no se controla podría provocar graves problemas de salud para los residentes y visitantes. Asimismo, BEL no le dio mantenimiento a su equipo y no pudo hacer concesiones para el crecimiento exponencial de la isla que ha sido nombrada recientemente un destino turístico de primer nivel en Belice.

De hecho, no fue hasta hace tres meses que BEL reconoció la necesidad de mantener personal técnico permanente en Caye Caulker para hacer frente a los apagones recurrentes. Ambas compañías tienen planes para el corto, mediano y largo plazo. Existe una grave negligencia en lo que respecta a la evaluación y monitoreo de las condiciones en tiempo real y falta de seguimiento en la base de la información del que la oferta de estas dos empresas de servicios públicos ya no era adecuada para la creciente demanda.

El ministro de Turismo, el honorable Manuel Heredia, aparentemente fue cogido por sorpresa con la situación en Caye Caulker. Claramente, ha vuelto a meter la pata, ya que sin duda toda la industria turística en Belice sufrirá las consecuencias de esta debacle. Está muy claro que es incompetente. A finales del año pasado estaba llenando “Sacachispas” en la víspera de su convención de ratificación. Sin embargo, en su circunscripción electoral, el corazón de la industria del turismo, el suministro de servicios públicos básicos es insuficiente.

¿Cómo es entonces que puede prometer traer un aeropuerto internacional a San Pedro cuándo tiene problemas con el suministro de agua y electricidad para Caye Caulker? Sus promesas de escuelas y hospitales que son esenciales no se han materializado durante doce años. El actual Ministro de Turismo ha demostrado muchas veces no estar a la altura de la tarea de representar una cartera tan importante. No ha sido un buen administrador para su gente, ya que estos carecen de los servicios públicos, ambulancias, escuelas e incluso equipos de extinción de incendios más indispensables.

El PUP reconoce la enorme contribución de los cayos a la economía de Belice. Los residentes de Belize Rural South tienen un enorme impacto en la Industria Turística a través de los impuestos que pagan, los ingresos que generan y las divisas que traen a este país. Mueven la economía e impactan a otras industrias en todo el país comprando a productores y agricultores locales y empleando directamente a miles de beliceños para trabajar en la industria turística y de servicios. La industria de la construcción ahí también emplea directamente a muchos beliceños que envían dinero de vuelta a casa a sus familias en otros distritos.

El turismo mueve y da forma a nuestra economía de muchas maneras, tan directa como indirectamente. El PUP priorizará las necesidades más urgentes de sus ciudadanos. Se asegurarán de que el personal técnico adecuado esté en su lugar para monitorear, evaluar y actuar de manera que los eventos ocurridos en Caye Caulker no se repitan allí ni en otro lugar. El PUP tratará a la industria del turismo con el respeto y la importancia que merece y se esforzará en trabajar con todas las partes interesadas para garantizar su sostenibilidad y éxito. #PUPWORKS