¡Locura!

0
48

A lo largo de los años la política del UDP sobre el crimen ha variado mucho durante su mandato.  Obviamente, los enfoques han sido infructuosos y en muchos casos contraproducentes.  Ha habido un fracaso total en abordar las causas fundamentales de la delincuencia, la pobreza y el desempleo.  En 2011, el Primer Ministro Barrow se reunió con los líderes de las pandillas para negociar una tregua para detener la ola de violencia que destruyó, especialmente, la Vieja Capital.  Esa reunión dio lugar a dos iniciativas: la de reubicar a los miembros conocidos de las pandillas, la mayoría con un pasado delictivo y violento, en otras zonas del país, y la de proporcionarles un empleo remunerado en lugares de trabajo cercanos a sus nuevos hogares.  Para 2012, todos los beliceños normales descubrieron que, de hecho, esa iniciativa de empleo no era más que una exigencia de rescate pagado a las pandillas que desde entonces han mantenido cautivo a todo el país en sus garras de violencia, muerte y estragos.  Este experimento inútil costó a los contribuyentes veinte mil dólares semanales y totalizó más de 1 millón para cuando el fiasco finalmente terminó.  En 2017, hubo otra tregua de las pandillas, esta vez encabezada por nuestro propio Compol que incluso contó con la presencia de los líderes de las pandillas penitentes en una Marcha por la Paz.

La recompensa por el mal comportamiento no fue una lección perdida para los miembros de las pandillas y sus afiliados.  El UDP reforzó la noción del que el crimen sí paga en Belice.   Se sabe que la UDP está dispuesta a pagar la paz, a negociar con los criminales, y a negociar con los terroristas locales. El programa de reubicación fue usado para plantar semillas en otros distritos que ahora han formado grupos y están empezando a mostrar bolsas de actividad violenta.  El dinero que el UDP usó para sobornar a los criminales fue un refuerzo positivo y estimuló un gran incremento en la membresía de las pandillas existentes y también provocó la creación de más pandillas que buscaban sacar provecho de algo bueno.  El dinero utilizado en estos programas descabellados podría haber sido utilizado para luchar contra: la pobreza, el hambre y el desempleo, y para que los niños vuelvan al sistema educativo.  Es un hecho que la inversión en estas áreas reduce significativamente el crimen.

La gran pregunta es ¿dónde estaban Saldívar y Faber cuándo se tomaron estas decisiones? No cabe duda de que estos fondos pudieron haberse utilizado mejor en el Ministerio de Educación, por lo menos, seguramente podrían haberse utilizado para equipar mejor a la policía u otras fuerzas de seguridad. El molino de rumores está trabajando a tiempo doble sugiriendo que la financiación para el NHI se ha secado y todas las remisiones, incluyendo las pruebas de laboratorio y las imágenes deben ser puestas en espera hasta el comienzo del próximo mes. El KHMH ha despedido al menos a tres especialistas debido a la falta de financiación. Podemos ver claramente que los intereses del UDP no están en línea con los mejores intereses de los beliceños.  No podemos poner la culpa únicamente a los pies del primer ministro. Colectivamente, todos los que están en el gabinete del UDP cargan el peso de esta locura, después de crear “pequeños monstruos”, el UDP y sus colaboradores ahora no tienen ni idea de qué hacer con ellos. El Compol se ha ablandado durante sus años en la Facultad de Derecho. Su solución es la de encerrar a los ciudadanos para su propia seguridad.

Claramente el Compol y el departamento de policía saben quiénes son los miembros de las gangas y exactamente dónde encontrarlos. Nos preguntamos si lo que falta es la voluntad política, la perspicacia intelectual o el aparato físico para convertir estas detenciones en arrestos, acusaciones y condenas legales. Puede que todo esto más la disfunción e impotencia nos ha costado muchas vidas inocentes muchos de ellas, niños en sus propios hogares. Es hora de dejar de poner curitas en heridas supurantes. ¡Es hora de hacer un trabajo significativo y reconstruir un Belice Que Funcione Para Todos nosotros!