!Tiempos difíciles de verdad!

0
2805

Son tiempos duros en la Joya.  El costo de la vida es alta y sin duda se volverá más caro a medida que nos adentramos en la era de Covid-19.  Ya sabemos que el valor de compra de nuestro dólar ha disminuido, la evidencia está en las bolsas de compras cada vez más pequeñas que todos somos tenemos problemas para pagar cada vez que vamos a la tienda.  Nos preguntamos, sin embargo, en estos tiempos tristes, ¿cuánto pueden conseguir los beliceños de trescientos mil dólares y más de un año de reuniones?  La respuesta parece ser casi nada.  Después de un año de reuniones y cientos de horas de testimonio condenatorio, y cientos de miles de dólares el Senador Salazar nos mantuvo en suspenso por dos años más para finalmente admitir que no hará nada.  Ahora estamos completamente convencidos de que bajo el UDP 300K no vale mucho más que excusas baratas y endebles.

Aunque estamos profundamente decepcionados de que los cientos de casos documentados en los testimonios, tanto en las audiencias del Senado como en el informe del Auditor General han sido en vano, no podemos decir que nos sorprendan en lo más mínimo.  No podemos esperar mucho más del Senador Salazar, quien trató de diluir los hallazgos, retrasar el informe y ha declarado que presidió el Comité del Senado de mala gana.  No han tenido más remedio que reconocer que “Dada la naturaleza de lo que hemos visto en el Informe del Auditor General y el testimonio ante el Comité no nos queda ninguna duda de que hay fuerzas corruptas operando dentro y alrededor del departamento de inmigración. Es innegable que el Departamento tenía una gran necesidad atención.

Hay pruebas de que esta situación fue permitida o tal vez alentada a enconarse durante el período de administración del ministro Elvin Penner.” (Página 158).  Ha habido varios otros ministros involucrados en una miríada que se podría suponer como comportamiento criminal, encabezado por el más infame de los casos, el caso del Ciudadano Kim.  ¿Cómo fue posible que Wonhong Kim se convirtiera en ciudadano y solicitara y recibiera su pasaporte beliceño mientras estaba en prisión en el otro lado del mundo?  Sólo pudo haber logrado esa milagrosa hazaña con la ayuda de personas muy influyentes.

Los beliceños anhelan justicia.  Hasta ahora este ideal ha sido inalcanzable porque la corrupción engendra aún más corrupción.  El contagio de la Corrupción llega muy lejos, amplio y muy profundo.  Incluso con un mandato judicial no pudimos hacer que el Departamento de Policía iniciara la investigación de estos actos despreciables.  El actual Compol carece de la independencia para iniciarla y sigue jugando a ser el chucho faldero del UDP.  La impunidad y el caos son el nuevo orden del día.  ¿Cómo puede el UDP consentir a criminales y estafadores de todo tipo mientras abusan de los derechos humanos básicos de los ciudadanos?  El UDP ha degradado el honor y el orgullo nacional de Belice con estas payasadas.  El país está totalmente desmoralizado y cansado de excusas cuando necesitamos soluciones.  El tiempo para el juego de la culpa se ha acabado.  Los beliceños están cansados de tiempos difíciles y promesas vacías.  El salado de Salazar es tan corrupto como inepto y como el resto de la UDP necesita hacer una salida apresurada.  Llame a las elecciones.  #planbelize