Cuando Las Cosas Se Ponen Difíciles….

0
2505

Estamos ahora en una profunda recesión económica, la economía de Belice se contrajo durante los últimos cuatro trimestres consecutivos.  Esta recesión económica estaba sobre nosotros mucho antes que la pandemia que sólo sirvió para intensificar y amplificar los defectos muy obvios de una estructura inadecuada y plagada de corrupción sistémica y liderazgo ineficaz.  Una depresión por definición es una contracción más profunda de la economía durante un período de tiempo más largo.  La Gran Depresión hizo que la economía de los EE.UU. se contrajera aproximadamente un 16,1 por ciento el primer año en 1931 y el desempleo alcanzó niveles inauditos de un 25 por ciento.  La economía de Belice ya se ha contraído en un 23,3 por ciento sólo en este primer año. Las últimas cifras de desempleo son cifras pre pandémicas de septiembre que nos sitúan en un 10,4%.  Durante la Depresión el desempleo se mantuvo en un 25%.  El SIB (Instituto de Estadística de Belice por sus siglas en inglés) no pudo llevar a cabo la recolección programada durante el cierre a principios de este año y convenientemente no ha programado llevar a cabo la encuesta de la Fuerza Laboral que se debe realizar en septiembre.  Basándonos únicamente en estas cifras, nos dirigíamos por la pendiente resbaladiza hacia una depresión de nuestra propia creación desde el año pasado.  El panorama ha empeorado este año con los efectos del Calentamiento Global y la sequía prolongada que venimos experimentando en los últimos años y la pandemia del COVID-19.

El SIB ha logrado darnos alguna información recientemente. De particular interés es que este segundo trimestre nuestra economía se ha contraído en un 23,3 por ciento. Las ventas al por mayor y al por menor han disminuido bruscamente un 37,1 por ciento debido a la caída de la demanda y la escasez de divisas disponibles. La producción ganadera y las ventas, nos explica el Ministro de Agricultura han bajado, pero a ritmos diferentes. Mientras que la reducción de las ventas se ha reducido en un 60 por ciento debido al reciente bloqueo del comercio informal y ahora ilegal de ganado a través de Bullet Tree Village. La producción ganadera, explica el ministro Hulse, se ha reducido sólo un 36,9 por ciento debido en gran parte a su tremendo esfuerzo para asegurar la venta legal de 27 cabezas de ganado a través de rutas formales y establecidas. Aprovechamos esta oportunidad para recordarle al ministro que no se esfuerce demasiado a favor de la industria ganadera, que consiguió cerca de 50 millones en ventas al año antes de cerrarla por completo durante la peor crisis económica de nuestra historia. Las exportaciones de ganado han disminuido 68.9% ministro Hulse.

Como habíamos contradicho antes, las reducciones repentinas de la demanda causarían un exceso de oferta inicial que perturbaría las fuerzas del mercado. Los precios fluctuarían, luego la oferta, pero eventualmente se restablecería un equilibrio donde se establecieran la nueva oferta y la demanda. La industria avícola hizo precisamente eso y ahora ha encontrado su equilibrio en una reducción del 29,4% de la producción. Los cítricos disfrutaron de una cosecha más larga, debido al clima seco y permitieron que aumentara ligeramente la producción. El banano también aumentó a medida que aumentaba la superficie cultivada. Las pérdidas en el sector del turismo afectaron a la producción de cerveza al reducirla a casi la mitad, en un 46,6 por ciento. El mercado de refrescos resultó un poco más inelástico, ya que la producción sólo disminuyó un 7,7 por ciento. El Norte se ha visto especialmente afectado con el cierre de varias industrias durante la administración del actual gobierno del UDP, ahora sufrirá de nuevo con una caída del 24,9 por ciento de las ganancias de la industria azucarera afectada por la sequía. Si bien las divisas son bajas, es interesante señalar que la producción local de harina se redujo en un 14 por ciento, en gran medida debido al aumento de las importaciones.

Los tiempos son difíciles para los beliceños normales. La clase media beliceña que es la columna vertebral de nuestra economía está desapareciendo, sumida en la pobreza y la deuda por el gasto imprudente del UDP. Actualmente, en Belice no existe una política monetaria y de inversión sólida. El PUP presentará un plan que pondrá a la gente a trabajar devolviendo la confianza de los inversores y proporcionando incentivos sostenibles para aumentar la inversión. La creación de empleos y la protección de la clase trabajadora es la única forma de hacer avanzar nuestra economía, de aumentar la productividad y de asegurar que Belice vuelva a florecer.

Antes de la pandemia, ya estábamos en el camino hacia una depresión económica. El SIB parece no estar dispuesto a proporcionarnos datos actualizados a escasos dos meses de unas elecciones generales porque solo podría haber empeorado. Puede que no tengamos el panorama completo, pero los beliceños en las bases sociales y en la calle que han estado sintiendo el pellizco desde hace un tiempo, saben que estamos en serios problemas. Los beliceños también saben que cuando las cosas se ponen difíciles … sólo los fuertes te apoyan. John Briceño es el líder que tiene la resistencia para luchar por Belice con #planbelize y la visión de reconstruir un Belice que funcione para todos nosotros.