“¡Haría cualquier cosa por amor, haría cualquier cosa por amor… pero eso no lo haría!” – Meatloaf

0
1564

El gran titular de esta semana fue sin duda el escándalo más reciente de BTL y el UDP.  Durante décadas Net Vásquez ha sido parte de esa élite privilegiada y con derechos que se ha aprovechado de sus conexiones políticas.  En su propio partido fue considerado previamente como un dechado, habiendo sido un privilegiado y asesor tanto del Honorable Manuel Esquivel como el actual Primer Ministro.  Su caída en desgracia ha sido rápida y abrupta.  Toda su carrera, tanto en el sector público como en el privado, ha sido tirada por el inodoro y se ha visto manchada por el escándalo.  La noticia estalló en los medios de comunicación social y luego los medios tradicionales confirmaron que el Sr. Vásquez, Presidente Ejecutivo de BTL, había renunciado a su cargo en medio del sórdido escándalo de que había utilizado la tarjeta de crédito de la empresa por miles de dólares para compras personales.  También han surgido acusaciones sobre un Toyota Prado nuevo que, según se informa, se compró al concesionario por 125.000 dólares y se vendió al Sr. Vásquez por 25.000 dólares y luego se regaló a otra persona.  También han surgido acusaciones en relación con el grave conflicto de intereses y la improcedencia de un adelanto de BTL a Tropic Vision cuyo propietario es también el Sr. Vásquez.  Ese adelanto equivale a dos años de publicidad.

El PUP ha pedido un especialista en contabilidad forense para auditar y decir a los beliceños exactamente lo que nos costará esta última travesura.  El Sr. Vásquez ha cedido a la indignación pública al renunciar a su puesto de Presidente Ejecutivo de BTL, pero se le debe obligar a renunciar como vicepresidente de la Junta de Gobernadores del Banco Central, presidente del Comité de Inversiones de la Junta de Seguridad Social y se debe poner fin a su nombramiento como Auditor de la Comisión de Integridad.  Es evidente que BTL ha sido la vaca lechera de muchos secuaces del UDP, no olvidemos que Gregory Anwar Borrow de la fama de Brad’s Gaming fue pagado generosamente por su tiempo al mando de BTL. Durante su tiempo también hubo muchas transacciones y compras cuestionables. Cuando salió de Belice los beliceños se quedaron atónitos al enterarse de su escandalosa indemnización por despido.  El UDP ha dejado solo y desamparado al Sr. Vásquez y está claro que será el chivo expiatorio de toda la investigación que se lleve a cabo, dejando al nuevo príncipe limpio y a salvo.

Hay declaraciones que hablan de una juerga de compras en Chetumal que le costó a los beliceños miles, ninguna tienda del centro comercial quedó sin visitar.  Incluso el Dr. Simi recibió una generosa suma.  Ya estaba atrasadito lo de la jubilación del Sr. Vásquez, o quizás era lo que había estado disfrutando últimamente a expensas de los beliceños.  No podemos saber lo que nubló el juicio de Net, si será la glotonería, la titularidad, la lujuria, quizás fue simplemente el declive cognitivo normal asociado a la edad.  El hecho es que cualquier prestigio que haya tenido como profesional, como Contador Público, está ahora en el fango.  El Sr. Vásquez es de esa vieja escuela de pensamiento que predica y alienta los derechos de titularidad.  Cree que ha pagado sus deudas a su partido y ahora está tratando de cobrarle al pueblo de Belice.

Ha vivido la mayor parte de su vida con el lujo que le dan los beliceños trabajadores, pero no ha sido suficiente.  Ahora ha perdido toda la vergüenza y está robando y abusando descaradamente de su posición y está en un flagrante conflicto de intereses.  No es diferente del hombre común que fue encarcelado durante meses por robar una carne enlatada que vale menos de cinco dólares.  La gran pregunta es, ¿será tratado de la misma manera?  Se nos ha prometido una investigación, pero como de costumbre, no habrá nada.  Necesitamos una investigación policial con los cargos relevantes hechos.  Es una lástima que el Sr. Vásquez cambio todo su prestigio profesional por amor. Meatloaf en su famosa canción escribió “Haría cualquier cosa por amor, haría cualquier cosa por amor… pero eso no lo haría”.